¿Cómo dar el mantenimiento de las Máquinas de Gimnasio?

¿Sabes cómo dar el mantenimiento de las máquinas de Gimnasio? Para muchas personas, limpiar el equipo del gimnasio no es un problema, pero aun así es bueno conocer algunas técnicas. Es importante que estén limpios y que funcionen bien, ya que puedes lesionarte con un equipo que no funciona correctamente. Veamos los métodos de limpieza:

5 Pasos para el Mantenimiento de las Máquinas de Gimnasio

mantenimiento de las maquinas de gimnasio

Estos pasos te pueden servir para cualquier máquina, ya sea la de tu gimnasio local o para el equipo de casa, veamos 5 pasos para el mantenimiento de las máquinas de Gimnasio:

#1 Limpia el sudor

  • La sal en tu sudor es corrosiva, así que asegúrate de limpiar cualquier sudor que caiga sobre el equipo después de su uso. Esto es cierto para todas las máquinas, especialmente aquellas con partes metálicas, esto lo puedes hacer con soluciones de compuesto con sulfato especializados para esto.
  • También debes limpiar los paneles de control para evitar que la humedad entre en ellos y arruine los componentes electrónicos sensibles.
  • Para hacerlo más fácil, ten a mano un rollo de toallas de papel en tu sala de ejercicios y complementos de limpieza a base de sulfato.
  • Ocasionalmente, limpia el equipo con una esponja o un paño humedecido con una solución de sulfato: 30-60 ml (2-4 cucharadas), lejía en 1 litro agua. Esto matará todos los gérmenes y bacterias persistentes.

#2 Limpiar los dispositivos de contrapeso

  • Las piezas de metal pintadas son similares a la carrocería de metal pintado de tu automóvil. Una vez al año, usa un limpiador de autos (disponibles en tiendas de autos), diluido según las instrucciones del paquete, para limpiar la suciedad de la pintura.
  • Enjuaga con una toalla limpia y húmeda y seca con una toalla muy seca.
  • Encera la máquina con tu cera para automóvil preferida, nuevamente siguiendo las instrucciones del paquete. Esto evita arañazos, reduce la acumulación de suciedad y también proporciona un brillo cálido.
  • Limpia y lubrica periódicamente las varillas de guía de la máquina para evitar que la pila de pesas se pegue.
  • Limpia los tallos con una toalla de papel seca y luego límpielos con un paño rociado con silicona. No te excedas. Demasiada lubricación puede obligarlos a pegarse.

#3 Limpia las cintas de correr

  • Utiliza tu aspiradora para limpiar debajo de la máquina cada dos semanas.
  • Cada tres meses, con tu aspiradora, limpia la carcasa del motor. La mayoría de la gente no se da cuenta, pero la suciedad es el mayor enemigo de los motores de las cintas de correr.

#4 Limpiar la máquina de remo

  • Después de cada entrenamiento, limpia con un paño húmedo para eliminar el sudor o la grasa del cuerpo.
  • Agrega un chorrito de limpiador de cocina al trapo si es necesario.
  • Presta especial atención a las asas, el asiento y la parte móvil.
  • También debes limpiar y lubricar la cadena con regularidad, utilizando un producto recomendado por el fabricante con base de sulfato.

#5 Mantenimiento de la bicicleta estacionaria

  • Lo más importante es limpiar y lubricar la cadena cada tres meses aproximadamente.
  • Limpia la cadena con un paño seco, girando lentamente los pedales para pasar la cadena a través del paño unas cuantas veces.
  • Luego, lubrica la cadena con un spray de lubricante a base de silicona, disponible en tiendas de bicicletas.
  • Para evitar salpicaduras, no muevas los pedales de repente; Deja que el lubricante se seque, lo que solo debe tomar unos minutos.

Las recomendaciones finales es que debes hacer que un especialista en equipos realice el mantenimiento casi todos los años, si lo usas con regularidad. Es una buena idea pedir a las personas a las que compraste el dispositivo que te recomienden un técnico de servicio. Esperamos haberte ayudado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.